El Museo Arqueológico de Estambul, que alberga varios artefactos de civilizaciones que han perdido su rastro en diferentes periodos de la historia, es uno de los 10 más importantes a nivel mundial.